La joven directora de orquesta española Lara Diloy

El sentido íntimo de la música

Inma J. Ferrero entrevista a la directora de orquesta española Lara Diloy, directora titular de la Orquesta Madrid Sinfónica y fundadora de la Barbieri Symphony Orchestra.

¿A qué edad comenzó sus estudios musicales?

Cuando era pequeña sacaba canciones de oído en un teclado que me habían regalado mis padres. A los siete años me inscribieron en la Escuela Municipal de Música de Alcorcón y allí comencé mis estudios musicales, escogiendo la trompa como instrumento.

¿Cuándo se dio cuenta que quería dirigir?

En la escuela de música tuve la suerte de formar parte de todas las agrupaciones posibles: banda, orquesta, grupo de metales, coro… Es algo que marcó mi forma de vivir la música. Poco a poco me fue interesando ver cómo sería la interpretación desde el otro lado, para ampliar mi visión de la orquesta y complementar mi formación. Al terminar los estudios de dirección, me di cuenta que había cruzado una línea de la que no volvería atrás. Y hace año y medio tomé la decisión definitiva: dedicarme por completo a la dirección de orquesta.

¿Si tuviera que elegir dos o tres directores de orquesta, con cuáles se quedaría?

Elegir siempre es complicado porque hay muchos directores maravillosos, pero ver cómo manejaba la orquesta el maestro Carlos Kleiber es algo increíble, que parece magia. También destacaría al maestro Claudio Abbado, uno de los pocos grandes de los que he podido disfrutar en directo. Vi un ensayo en el Teatro Real en el que dirigió la Sinfonía Heroica de Beethoven  y me quedé prendada de su manera de transmitir.

Dirigir una orquesta es un gran desafío, ¿cuáles son los más importantes que hay que superar?

Lee la entrevista completa en la Revista Proverso.